sábado, 5 de diciembre de 2015

Nuevo metodo por RM reemplaza bobina endorectal por una de superficie en la pelvis para detectar cancer de prostata

Imagenología total con RM permite detectar cáncer de próstata

Un nuevo método para la formación de imágenes por resonancia magnética (RM) puede ayudar en la detección del cáncer de próstata, para evitar el uso de una sonda endorrectal invasiva.
El nuevo método, desarrollado en el Hospital San José Tec (Monterrey, México), reemplaza a la bobina endorrectal estándar para RM con una bobina de superficie colocada en la pelvis, como un collar. Puesto que sólo utiliza bobinas externas al cuerpo, esta técnica ofrece mayor comodidad para el paciente, con una fiabilidad que parece ser comparable a la del método invasivo. Este nuevo método está disponible gracias a la alta densidad de los elementos de la tecnología de matriz para obtener imágenes totales (TIM), de Siemens Healthcare (Erlangen, Alemania), la cual ofrece una excelente relación de señal a ruido (SNR).


Imagen: El Dr. Jorge Fernández de la Torre y la resonancia magnética en San José Tec (Fotografía cortesía de Siemens Healthcare).

La TIM representa una adición revolucionaria al proceso tradicional de la RM, pues utiliza hasta 76 elementos de bobina, perfectamente integrados entre sí y 32 canales de recepción independientes para crear una matriz de imágenes de todo el cuerpo, con lo cual se logra un campo de visión total de 205 cm. Y mientras que la evaluación convencional de las metástasis requiere cambiar las bobinas y la posición del paciente, para escanear cada área anatómica de interés, como la cabeza, el tórax, el abdomen, la pelvis, etc., la TIM simplifica este proceso y reduce el tiempo requerido para el examen. Tanto el paciente como las bobinas de la matriz sólo deben ser colocados una vez para obtener todos los exámenes deseados, pues los diversos canales permiten que la flexibilidad de la exploración sea única y casi ilimitada.

“La vergüenza que se experimenta durante un examen rectal de la próstata es particularmente grande en las culturas mexicana y latinoamericanas. Esto es válido, tanto para un sencillo examen digital de la próstata, como para los procedimientos de diagnóstico más avanzados, como la resonancia magnética, con la ayuda de una sonda rectal”, dijo Jorge Fernández de la Torre, MD, radiólogo jefe del Hospital San José Tec. “Mi madre murió de cáncer poco después de que yo empecé la universidad. Verla sufrir realmente despertó mis emociones. Me gustaría salvar a otras personas de tener un destino como el de ella”.
La Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS) recomienda que debe adelantarse una discusión acerca de los programas de detección primaria para los hombres de 50 años de edad que están en riesgo promedio de sufrir cáncer de próstata y que se espera que vivan por lo menos 10 años más, para los hombres de 45 años de edad con alto riesgo de desarrollar cáncer de próstata, como los afroamericanos, para los hombres que tienen un familiar de primer grado con diagnóstico de cáncer de próstata a una edad temprana (menores de 65 años) y para los hombres de 40 años, con más de un familiar de primer grado que haya tenido cáncer de próstata a una edad temprana. A aquellos a quienes se les hace el cribado, también debería hacérseles la prueba con el análisis del antígeno específico de la próstata (PSA) en sangre. También se podría hacer, como parte de la revisión, un tacto rectal (DRE).


                                         
Fuente: medimaging.es