viernes, 6 de marzo de 2015

Menos radiación, más imagen y mejor experiencia en Radiología






El sistema Ingenia 1.5T S con 'ambient experience' de Philips. 

Experiencia de usuario. Arranca el Congreso Europeo de Radiología 2015 que, como cada año, reúne en Viena (Austria) a los profesionales más destacados del área. Las empresas aprovechan la oportunidad para dar a conocer sus últimos avances en la materia. Es el caso de Philips, que, entre la multitud de soluciones presentadas, ha dado a conocer el sistema Ingenia 1.5T S con 'ambient experience'. Se trata de una experiencia audiovisual que permite relajar a los pacientes mientras se encuentran dentro del tubo de resonancia magnética, y así mejorar el flujo de trabajo. También ha mostrado su IQon Spectral CT, el «primer TAC de detector espectral del mundo que añadirá la resolución espectral de forma retrospectiva a la calidad de imagen». El sistema ofrecerá información anatómica y la capacidad de caracterizar estructuras con un flujo de trabajo muy sencillo y con una dosis baja. 

Velocidad inaudita. SuperSonic ha presentado su sistema de ultrasonido Aixplorer, una tecnología que puede adquirir «20.000 imágenes por segundo» (200 veces más rápido que las técnicas actuales), destaca la empresa francesa en comunicado de prensa. Además, es la «única» solución que utiliza dos tipos de ondas para caracterizar mejor los tejidos. Una se encarga de asegurar la calidad «impecable» de la imagen. La otra mide y muestra en tiempo real, usando un código de colores, la elasticidad de los tejidos.

Detector minúsculo. Toshiba ha lanzado una máquina que busca minimizar las dosis de radiación sin perder calidad de imagen. Aquilion Lightning es una tomografía computarizada que incorpora el detector «más pequeño del mundo» de 0,5 milímetros de tamaño para las imágenes isotrópicas. La incorporación de un mecanismo de rotación de alta velocidad y una unidad de reconstrucción permiten la adquisición de las imágenes con mayor rapidez. 

Menos radiación. GE Healthcare, por su parte, ha sacado pecho con su Revolution CT, que permite a los clínicos escanear órganos enteros como el cerebro, el corazón o el páncreas, en una sola rotación de 0,28 segundos. Su tecnología de reconstrucción permite reducir las dosis de radiación hasta un 82%.

fuente:elmundo.es